domingo, 15 de abril de 2007

LA PRIMERA BALA DE LA GUERRA

Del momento de esta fotografía no hace ni quince días. Es el precinto que el día 2 el ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo de doña Luisa impuso al salón del restaurante La Cabaña por ser ilegal en su construcción. Casualmente en dicho salón se celebro la asamblea en la que la hasta ahora alcaldesa fue elegida candidanta por el Partido Socialista a la alcaldía.

Pues bien, este diablo, tiene noticias de que con mucha probabilidad doña Luisa levante dicho precinto de manera provisional en lo que sería un nuevo ridículo de la señora alcaldesa. El ridículo no lo hará por dejar que el empresario peñarriblense pueda hacer su trabajo durante unas fechas, sino por precintar dicha instalación de manera precipitada que le va a llevar a tener nuevamente que rectificar en menos de un mes. Ya empieza a ser normal que rectifique sus precipitadas decisiones que toma su prever sus consecuencias. Bueno, también podríamos decir que de sabios es rectificar, que el que no se consuela es porque no quiere.

5 comentarios:

Revertiano dijo...

Martín ya está formalmente invitado a participar como co-autor en este blog. Espero que acepte pronto.

MCS - Martín- dijo...

Uojojojo pues será un enorme placer ser un secuaz más de este rincón tan calentito. En cuanto me llegue la invitación le "achucho" al enlace. Muchas gracias!

eboli100 dijo...

y a escribir maldades de las buenas

eboli100 dijo...

Pical, cuando abran otra vez la Cabaña lo dices para que vayamos, a lo mejor tenemos una invitación de Luisa. Me flipa la musiquita que Revertiano ha puesto.

Martín Carmona dijo...

A mi la musiquita me gusta las primeras 5 horas, luego me pone nerviso y comienza a salirme espuma por las orejas....ah no, que es que me he afeitado y no me he quitado lo sobrante...