viernes, 6 de julio de 2007

Berma y Eboli (si Satanás levantara la cabeza...)

Esperaba de pie en la puerta de El Corte Inglés (chiste: ¿qué tienen las inglesas entre las piernas? El corte inglés...) y llegó tarde. Las señoras malas se hacen esperar y yo lo comprendí. Estará ocupada, me dije. Cuando apareció la señalé con el dedo y nos dimos dos besos, más que suuficiente para presentarnos: ¿Dónde vamos a tomarnos el café?, preguntó. Me da igual, no tengo preferencia por ninguno de estos bares. Ella dijo que tampoco. Decidimos por el que está en uno de los costados de El Corte Inglés.
Allí hablamos un montón, ella más (lo siento, la cosa es así) pero me daba tres mil patadas en la boca, sí. Ella sabe expresarse, te deja anodado, te cuenta su modo de escribir como si fuese lo más sencillo del mundo, no se vanagloria y no tiene reparo en destripar a quien haga falta, como buena mala.
Creo que me reí mucho, y eso que soy un tío serio (¿en serio?). Con ella se puede hablar de todo, o de casi todo, creo que tocamos todos los temas menos el sexual (gracias a dios, soy un demonio, pero no un príncipe polaco): política, literatura (reconmedaciones jugosas que hoy se han echo efectivas y que están en casa, esperando), e incluso alguna experiencia personal que a mí me dejó anonadado y que a ella parecía no habérsele curado del todo. Duro, de verdad.
Pero bueno, fui feliz porque conocí a una de las malas, a una verdadera reina del infierno de pluma afilada y mucha caña que dar. ¿Nuevas generaciones de malos? ¿Qué es eso? Luego decís que os dejamos a los viejos como trastos... jajaja...

Ya sé que en la foto salgo con cara de gil (que dicen en Argentina) pero lo siento, es la que tengo, sin embargo, ella sabe sonreír ante las cámaras, todo un mérito.

Por cierto, me comentó que Rever también iba a estar en Córdoba esa tarde, pero, no sé por qué, sólo me gusta quedar con mujeres.

3 comentarios:

PICALCAN dijo...

Todo estupendo, me encanta esta nueva versión de contar cada una la feria como le vá. Genial la ideal. Ahora Berma te lo podías haber currado un poco y haberle dada la vuelta a la foto, que tampoco es tan dificil.
Besitos a los dos que estais muy guapos en la foto (ella más)

Revertiano dijo...

Hubiera dado mi pata de palo por haber podido quedar con ellos, aunque a Berma sólo le guste quedar con mujeres. (Quién sabe, en la distancia corta dicen mis enemigos que gano mucho. Pero sin mariconeos, ¿eh?, como decía Torrente).
La foto es genial, tipo Pantoja con Paquirrín. Lo digo por los respectivos gestos, ¿eh?, sólo por los gestos, que conste.
No se me enfanden, que para eso esto es el Infierno de los Malos.

ÉBOLI dijo...

Berma, si empiezo a hablar allí de temas porno se derriten los adoquines de verdad (la panto)