martes, 31 de julio de 2007

FLOTANDO EN EL VIENTO



¿Cuántas veces debe un hombre alzar la vista
antes de que pueda ver el cielo?
Si, ¿y cuántos años pueden algunas personas existir
antes de que se les permita ser libres?
¿Cuántos caminos debe recorrer un hombre
antes de que le consideréis un hombre?
El destino de Rubin ya estaba marcado
El proceso fue una farsa, él nunca tuvo una sola posibilidad
Para la gente blanca que observaba él era un vagabundo revolucionario
Y para los negros era sólo un negro chiflado
¿Cómo puede la vida de un tal hombre
Estar en las manos de gente tan mala?
No lo pudieron ayudar, y a mi me dio vergüenza vivir en un país
Donde la justicia es un juego
--------
Y ¿por qué mezclo estas frases de letras de Dylan? La respuesta está flotando en el viento de la injusticia y del desencanto que vuelven otra vez a hundir sus afiladas garras. Espero que no pasen 19 años, como a Rubin Huracán Carter, para ver la luz de nuevo. En fin chicos, que la maldad vuelve a rebrotar otra vez dentro de mí, pero también para mi queda el por qué de todo esto... algún día... algún libro... contará tantas cosas.... mientras la respuestas está flotando en el viento.

4 comentarios:

Revertiano dijo...

La foto, preciosa.
El texto, ni te cuento.

ÉBOLI dijo...

será el calor, o será que a veces te cansas de gritar al desierto o ¿es predicar en el desierto? y en vez de liar otro Puerto Hurraco, machaco las letras del ordenador.

Merry3838 dijo...

The hurricane

Bermauntier dijo...

The Hurricane? Sí, sí, El Huracán (Carter).
A mí también me ha gustado el texto, y me gusta predicar en el desierto, es una forma como otra cualquiera de malvivir de ideales. Pero es lo que me (nos) queda hoy en día.