miércoles, 17 de diciembre de 2008

NAVIDADES A LO JUN

OS DEJO CON MI COLUMNA DE AYER DE DIARIO CÓRDOBA, QUE NO LA PUSIERON EN LA VERSIÓN DIGITAL.
MI HABITACIÓN PROPIA. Mª Rosa Fenández.
“NAVIDADES A LO JUN”

Veo hace un par de días una noticia que me llama. En un pueblo de Granada llamado JUN, se ha optado por cambiar el alumbrado navideño en dar trabajo a dos personas necesitadas. Entro en internet para descifrar como se habían desarrollado los acontecimientos. Resulta, que el alcalde del municipio tiene un blog donde comenta los proyectos a desarrollar, además de ideas y el día a día en el Consistorio. Hay un foro donde se debate todo esto, que luego traslada a los plenos. Esta idea, fue apoyada por la gran mayoría de la población, además con comentarios de la ciudadanía. La iniciativa es de un diez mayúscula. Dicen, que si los 8000 ayuntamientos de España hubieran hecho lo mismo, se habría dado empleo a 23.000 personas. Desde luego, en estos días de crisis, para estas familias les ha venido el gordo de la Navidad por anticipado. El dar trabajo que dignifica a las personas, es un verdadero regalo de Navidad. Poco importará estos días a los desempleados que no llegan a final de mes, a los hipotecados y a la gente que pasa necesidad si hay luces alumbrando las calles, o si hay arbolito, o si hay adornos, les importa tener comida en la mesa y que sus familias no pasen necesidad. Ante esto, hay voces discordantes que opinan que también hay derecho a la diversión, a montar lucecitas y fiestecillas y olvidar los problemas por un rato. A esos que actúan así los quisiera ver yo en la piel de los otros. Porque la fiesta y diversión será, desde luego, para quien pueda permitírselo. Buen ejemplo de solidaridad sería que la ciudadanía demandara medidas como esta. Pero, ¿Qué dirían muchos alcaldes? Pues que con dos trabajos que se den como en Jun, los alcaldes dirán que no se van a solucionar los problemas. Así que: ¡viva la fiesta! Sigamos recogiendo el legado de los emperadores romanos con el circo, ese que inventaron para que el pueblo con el jolgorio no echara cuentas de los problemas. Invento secundado por Franco, con las romerías de San Isidro. Ánimo y a la juerga…para quien pueda costearla, claro.

3 comentarios:

PICALCAN dijo...

Ay, Ay. El eterno retorno. ¿Qué fue primero la gallina o el huevo? Con el desagrado que me proporciona voy a hacer de abogado del diablo. La luces navideñas son, en principio, un reclamo más a las compras compulsivas de estas fechas. Estas compras son las que en gran medida relanzan una economía y a la vez, no lo olvidemos, las que en parte dan trabajo a muchos comerciantes y sus empleados. Es por tanto una forma de dar trabajo.
Ahora dejo de ser el economista de carrera y vuelvo a ser persona. Tanta parafernalia de "fiesta" navideña la sustituiría por unos platos de comidas a tantos necesitados. Y no sólo en navidad.

ÉBOLI dijo...

Si no se trata de quitar luces y que no puedan vivir familias que dependen de esos trabajos o de otros. Se trata del gesto, de hacer por una vez algún alcalde del guadiato el jodido gesto de solidaridad.

Anónimo dijo...

Pues con la de Belmez lo llevamos claro porque aqui lo que no faltan son fiestas